Pisos tutelados frente a apartamentos concertados

publicado en: pisos tutelados | 0

Pisos tutelados en AISS

Vamos a dedicar unas lineas a explicar dos conceptos que aunque parecidos son diferentes y pueden generar confusión y alguna que otra polémica; nos referimos a las diferencias entre los pisos tutelados y los apartamentos concertados.

La primera confusión que se da, y en este caso caso en los dos, es que hay una opinión generalizada que tanto los pisos tutelados como los apartamentos concertados están destinados a personas mayores. Nada más lejos de la realidad. En AISS, por ejemplo, en nuestros pisos tutelados la inmensa mayoría de sus usuarios son personas de mediana edad.

Los pisos tutelados en AISS son viviendas específicas para personas con enfermedad mental, en los que mensualmente se abona una cantidad por los servicios que en dichos apartamentos tutelados se reciben.

La gestión y las normas que se aplican a los pisos tutelados dependen de  cada comunidad autónoma en donde estén ubicados, es decir, no hay una ley nacional que regule los apartamentos tutelados lo que implica que si queremos tener dentro de una misma organización pisos tutelados en distintas comunidades autónomas tenemos que cumplir las leyes que al respecto se establezcan en cada una de esas comunidades autónomas. No es igual la regulación existente en la Comunidad de Madrid que en la del País Vasco, por poner un ejemplo.

Para acceder a pisos tutelados gestionados por la iniciativa privada hay que cumplir varios requisitos básicos:

-Tener autonomía para realizar las actividades básicas diarias, o lo que es lo mismo, no necesitar asistencia permanente durante las 24 horas del día para llevar a cabo dichas actividades básicas.

-No sufrir enfermedad alguna que requiera atención 24 horas en un centro hospitalario.

Si el piso tutelado está gestionado de forma publica, obtener plaza en uno de estos pisos también dependerá de si el usuario:

-Esta en situación de riesgo al vivir en soledad

-No posee alojamiento de manera regular o que dicho alojamiento no esté en condiciones adecuadas para ser habitado.

Cuando se está bajo el techo de un piso tutelado, junto al alojamiento el usuario puede acceder en diferentes grados a diferentes servicios complementarios, tal y como recogimos en el artículo “Cuatro puntos para decir sí quiero a los pisos tutelados

En cuanto a los apartamentos concertados  estos están gestionados por asociaciones u organizaciones de índole privado.

Estos pisos concertados pueden ofrecer un régimen de pensión completa y asistencia de auxiliares.

Desde AISS recomendamos que antes de decidirse por uno o por otro compare no solo los precios sino los servicios que rodean a cada uno de ellos y que hable con profesionales del sector  y exponga ante ellos el caso concreto para el que se busca esta asistencia. El profesional le guiará hacia donde mejor se le pueda atender a usted o a su familiar.