Dr. Vidal: “Es más cómodo ver enfermedad que ver maldad”

publicado en: entrevistas | 0

Salud mental

salud mental
Dr. Jorge Vidal

 

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, AISS (Asociación de Iniciativas Sociales) ha mantenido una conversación con el Dr. Jorge Vidal, uno de los mayores expertos en psiquiatría de España.

En la conversación hemos querido que el Dr. Vidal nos aclare y nos de su opinión sobre diversos aspectos relativos a la salud mental.

-¿Qué es una enfermedad mental?

Una enfermedad mental es cuando una persona padece algún sufrimiento, bien sea subjetivo o bien sea algún tipo de problema en su comportamiento, por el cual su desarrollo dentro de la sociedad, y dentro de su propia vida, se ve limitado a nivel social, familiar o laboral.

 

-¿Cuántos tipos de enfermedad mental existen?

Hay bastantes.  A grandes rasgos la clasificación  clásica ha sido dividir entre lo que son las psicosis y el resto de las enfermedades mentales aunque esta división es menos actual ahora mismo.

Las psicosis serían aquellas enfermedades en las que la persona pierde el contacto con la realidad; hay pensamientos, ideas, sensaciones que no responden a la realidad.  Luego situaríamos el resto de las enfermedades o trastornos en los que la persona no pierde el contacto con la realidad. Esta sería la clasificación clásica.

-¿Las  más habituales?

La  ansiedad y la depresión son las enfermedades mentales más frecuentes.

 

-¿Si tengo ansiedad tengo una enfermedad mental, estoy enfermo?

No, pero tienes un trastorno.

 

-¿Cuál es la frontera entre enfermedad mental y trastorno?

Una enfermedad tiene una causa conocida y unos síntomas que responden a esa causa. En psiquiatría hablamos de enfermedad mental pero no sabemos las causas de las enfermedades con certeza.

 

-Si tengo ansiedad o estrés, ¿cuándo debo de pedir ayuda y cuándo no?

La frontera esta en el momento en el que esa ansiedad, esa preocupación, (que son normales en  nuestra vida cotidiana, todos tenemos preocupaciones, ansiedades, todos tenemos tristezas)  entra en un círculo en el que perjudica a tu vida más que la beneficia porque la tristeza es algo adaptativo.

Si estoy nervioso por una situación de estrés en el trabajo, puedo pensar el motivo por el que me encuentro en esa situación y trato de solucionar el problema; si esa ansiedad, esa tristeza hace que yo no sea capaz de lidiar con los problemas, entonces es cuando necesito la ayuda ya que empieza a formarse un problema añadido. Además del problema que ya tenía, la ansiedad me paraliza: la tristeza me incapacita para levantarme de la cama.

-Igual que nos hacemos un chequeo médico para prevenir  enfermedades, ¿es recomendable que hagamos chequeos para prevenir ciertos trastornos?

Es saludable pedir a las personas del entorno de uno mismo una opinión sobre uno mismo. Revisar como uno se encuentra con las personas que uno quiere y que le quieren. Una persona puede estar padeciendo síntomas de una depresión leve y no darse cuenta y los demás le pueden ayudar y  orientar. Si uno tiene dudas lo que debe de hacer es consultar a su médico de cabecera. El médico de cabecera nos puede orientar e incluso hacer una intervención breve que nos puede ayudar.

La mayor parte de la atención mental está atendida por los médicos de atención primaria, no por los psiquiatras y psicólogos.

-Tenemos más vergüenza en decir al médico no me encuentro bien psicologicamente que el decir me duele la cabeza

Al médico debemos de decirle, por ejemplo, que no soy capaz de dormir o que me encuentro más nervioso que otras veces y eso me hace no estar bien con mis hijos. Esto deberíamos consultarlo con más naturalidad.

El estigma que hay sobre las enfermedades mentales o sobre personas que han necesitado psiquiatra por enfermedades más llamativas, o que preocupan o que asustan, ese estigma no nos lo hemos quitado de encima todavía. Es un trabajo que tenemos que continuar haciendo.

Hay que dar informaciones que quiten el prejuicio de que, por ejemplo  los enfermos mentales son peligrosos. Hay estudios  que establecen, por ejemplo, que los que sufren de esquizofrenia, que es el enfermo mental que todo el mundo conoce como enfermedad mental grave, tienen una agresividad menor que la de la población en general.

 

-Si no entendemos la actitud de una persona o si  una persona realiza un acto terrible tendemos a  catalogarla como una persona con enfermedad mental, ¿Cuál es el motivo de que actuemos así?

El pensar así lo que hace es quitarnos de en medio el problema.

La mayor parte del delito no tiene que ver con la enfermedad mental, algunas personas con enfermedades mentales cometen delitos, pero la mayor parte del delito no tiene nada ver con eso. El delito en particular no tiene nada que ver con la enfermedad mental en general.

Nos es más cómodo, nos quita angustia pensar que no existen personas así, que lo que hay son enfermos que se pueden tratar de una enfermedad que hace eso cuando en realidad es una cuestión de personas que comenten actos contra otras personas y esto lo ha habido siempre y probablemente lo habrá siempre y eso forma parte de la manera en que cada uno valora lo que le rodea.  Es más cómodo ver enfermedad que ver maldad.

 

-¿Hay cura para la enfermedad mental?

Hablar de la enfermedad mental como si fuera una cosa no tiene sentido a la hora de hablar de cura. Las enfermedades mentales tienen tratamiento que mejoran la calidad de vida de las personas, su bienestar, mejoran la calidad de vida de las familias y disminuyen los problemas de comportamiento.

Curación, donde pongo el tratamiento y quito la enfermedad, no existe en psiquiatría.

-¿Se llegará a un tratamiento que cure?

Se llegará en alguna enfermedad mental pero estamos muy lejos. Un ejemplo reciente es el virus de la hepatitis c, se cura ahora en un 95 por ciento de los casos, y eso puede pasar en alguna enfermedad en concreto en el futuro.

 

-No queremos terminar nuestra conversación sin hacer mención a las familias

Tienen una misión de soporte y de ayuda. La familia en enfermedades mentales graves tiene una labor mucho más importante ya que el enfermo puede no tener una conciencia clara de que tiene que tomar tratamiento o puede no ser capaz de trabajar, etc.

 

-Para las personas que no se relacionan en su día a día con personas con enfermedad mental, ¿cómo han de interactuar con ellas en el trato diario?

El trato ha de ser natural, lo más natural posible. Esto implica que trates de ser sensible, empático con la persona y ver qué necesita. La naturalidad es lo mejor y es lo que más valoran las propias personas que tienen alguna enfermedad mental.

Dr. Vidal: “Es más cómodo ver enfermedad que ver maldad”
4.97 (99.49%) 39 votes