En uno de cada tres países se prohibe casarse a las personas con problemas de salud mental

publicado en: salud mental | 0

Salud mental y discriminación

A poco mas de un mes del Día Internacional de la Salud Mental nos encontramos con titulares como este: uno de cada tres  Estados miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no permite que las personas con enfermedad mental se casen o voten.

AISS (Asociación de Iniciativas Sociales) ha tenido acceso a una encuesta realizada a nivel mundial en 193 países miembros de la ONU y financiada por la World Psychiatric Association (WPA) sobre las leyes y políticas en dichos países relativas a la salud mental; dicha encuesta revela la discriminación que en un tercio de dichos países las personas con enfermedad mental han de sufrir, viendo restringidos sus derechos básicos como el derecho a contraer matrimonio, el de ser contratados en una empresa o el derecho al voto por el simple hecho de ser personas con algún problema de enfermedad mental.

Los datos ofrecidos por el sondeo muestran lo siguiente:

-Un cuarto de los países no disponen de legislación que prevenga la discriminación en la contratación de personas con problemas de salud mental.

-El 37% de los países prohíben el matrimonio a personas con problemas de salud mental.

-El 38% de los países deniegan el derecho a contratar a personas con problemas de salud mental.

-En el 36%  de los países las personas con problemas de salud mental no tiene derecho a votar.

-En más de la mitad de los países no hay leyes contra el despido o la suspensión de empleo por razones de salud mental.

-En el 11% de los países los problemas mentales son suficientes para invalidar un matrimonio.

-El 42% de los países no reconoce el derecho de las personas con problemas de salud mental a dictar su propia voluntad ni testamento.

Combatir la discriminación en salud mental

El director general de la World Psychiatric Association, Dinesh Bhugra, ante estos datos sobre la discriminación que sufren las personas con enfermedad mental, ha afirmado que para luchar contra dicha discriminación “es importante que los médicos de todo el mundo trabajen con pacientes, sus cuidadores y sus familias así como con organizaciones relevantes que representan a estos grupos para combatir la discriminación, cambiar las leyes y asegurar que estas se aplican de forma igualitaria.  No hay motivo alguno para continuar la discriminación contra personas con enfermedad mental, sus familias y quienes les cuidan”

Estos alarmantes datos de discriminación a nivel mundial han hecho que la World Psychiatric Association (WPA) desarrolle una “carta de derechos para las personas con enfermedad mental” en la que se  pide a todos los gobiernos asegurar que las personas con problemas de enfermedad mental, discapacidad mental y salud mental no sean por ello discriminadas  y sean tratados y respetados como ciudadanos de pleno derecho.

Los resultados de la encuesta están incluídos en el informe ‘Social Justice for People with Mental Illness’ publicado en la International Review of Psychiatry.

 

En uno de cada tres países se prohibe casarse a las personas con problemas de salud mental
5 (100%) 12 votes