“Este tipo de acuerdos permite abrir nuevos caminos para todos los que formamos el grupo de trabajo. Nos humaniza”

publicado en: Sin categoría | 0

La Psicóloga Ana Mª R.Durán integrante de la asociación CUPIF (Con un pie fuera, Asociación de Inserción Social) y especialista en Ergonomía,  nos comenta que conoce el Programa Juntos Somos Capaces de la Fundación MAPFRE y que desde su experiencia en la psicología industrial focalizada en ergonomía, este acuerdo le parece un buen programa que permite un avance para la el conjunto de la sociedad al posibilitar que personas con capacidades disminuidas se incluyan en el mundo laboral y puedan, por sí mismas, mantenerse, para gran alivio de sus familias.

Nuestra especialista cree que este tipo de programas mejoran la sensibilización de empresas respecto a estos colectivos ya que al tener que trabajar con personas de estas características, y encima comprobar que son responsables de su propio trabajo, cambia el concepto que de ellas se puede tener. También afirma que el día a día, el roce nos lleva a comprender, a relacionarnos, a conocer a este colectivo y por tanto a valorarlo, a tener en cuenta sus aportaciones, a cambiar el chip que por tópicos sociales hemos creado y nos acercamos más a la realidad y a sus posibilidades.

La calidad de vida que facilita un empleo a las personas con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental se da desde el momento en que uno mismo se ve útil, ve que deja de ser una carga para su familia y la sociedad, ve que se le valora por su actividad, ve que su actividad tiene un sentido útil…Aumenta la satisfacción de uno mismo y eso siempre es beneficioso, causa de motivación y complacencia, lo cual facilita los cuidados a uno mismo y a los demás, mejora la calidad de vida.

La formación y la cualificación previa hacia las personas con discapacidad y/o enfermedad mental es fundamental ya que nos proporciona la información suficiente para saber cómo es su manera de funcionar, sus límites, sus aportaciones…. Facilita saber con quién estamos y hasta donde podremos llegar con esa persona. Nos sitúa más en la realidad.

Todo ello mejora el recibimiento y aceptación de estas personas por parte de la sociedad, mejora el entorno de trabajo, ya que, al situarnos a cada uno en nuestro sitio, al tener claras las posibilidades de desarrollo, se deja de fantasear tanto a la hora de dar como de quitar posibilidades. Permite abrir nuevos caminos para todos los que formamos el grupo de trabajo. Nos humaniza.

Este tipo de acuerdos garantizan el éxito de la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual y mental ya que se les da cabida en la empresa y en la sociedad, se les da posibilidades de desarrollo, y a los que no padecemos estas enfermedades o limitaciones, se nos enseña, con la práctica de nuestros compañeros, otra forma de funcionar, se nos amplía el horizonte.

“Este tipo de acuerdos permite abrir nuevos caminos para todos los que formamos el grupo de trabajo. Nos humaniza”
5 (100%) 3 votes