Desescalada y personas con enfermedades mentales: la necesidad de protocolos especiales

publicado en: Sin categoría | 0

La paulatina vuelta a la nueva normalidad requiere un protocolo especial para las personas que padecen algún tipo de enfermedad mental, puesto que durante el tiempo de confinamiento se han alterado sus rutinas. Unos hábitos que, como explica Paula Cuesta, psicóloga sanitaria y forense de la Asociación de Iniciativas Sociales AISS, es la base de su tratamiento.

“El confinamiento social que todavía sufrimos todos es especialmente negativo para nuestros pacientes, puesto que este cambio de hábitos puede provocar un proceso regresivo en su rutina vital que es la estructura de cada tratamiento y que ha costado años lograr”, comienza explicando.

“Por tanto, es fundamental que el regreso a la normalidad se acompañe con medidas que contribuyan a neutralizar cualquier sintomatología relacionada con el delirio. Nuestros pacientes tienen miedo a salir, aunque estemos autorizados para ello porque observan que el mundo exterior ha cambiado para todos”.

Por ello, si el principal objetivo que se ha tratado de lograr durante el confinamiento ha consistido en minimizar el posible cuadro ansioso-depresivo que ha podido producir esta situación en estos pacientes, en palabras de la fundadora y directora de AISS, y trabajadora sanitaria y forense, Ana Villota, “ahora es el momento de poner en práctica nuevas actuaciones ajustadas a un protocolo psicosocial que les ayude a regresar a sus rutinas y a controlar el miedo que puede producirles un nuevo escenario que es incierto para todos nosotros”.

Sigue leyendo aquí: https://www.consalud.es/pacientes/especial-coronavirus/desescalada-personas-enfermedades-mentales-necesidad-protocolos-especiales_78735_102.html