En AISS entrevistamos a Irene Alba, trabajadora social de la Clínica Nuestra Señora de la Paz

publicado en: AISS, entrevistas, salud mental | 0

Fachada clínica Nuestra señora de la Paz

Ya sabéis que en AISS estamos plenamente sensibilizados con las cuestiones relativas a salud mental. En este sentido, queremos que nuestro blog sirva para dar a conocer, mentalizar o desestigmatizar diferentes aspectos que  rodean a las personas que forman parte de este colectivo.

En la entrada de hoy, contamos con la colaboración de la Clínica Nuestra Señora de la Paz. La trabajadora social de este centro, Irene Alba, ha concedido una entrevista a AISS para hablar sobre el trabajo de este perfil profesional en el entorno de la salud mental.

Ante todo, lo que debe quedar claro es que para ayudar a las personas con enfermedad mental es importante el trabajo de un equipo multidisciplinar de profesionales. No hay varitas mágicas, ni gurús, ni milagros para la mejora de la calidad de vida de este colectivo, pero sí hay alternativas que pasan por el esfuerzo y trabajo de personas, como el equipo de la Clínica de Nuestra Señora de la Paz, cuya entrega y excelente profesionalidad les caracteriza, por atender a personas con enfermedad mental. Un colectivo que, por desgracia, está poco aceptado aún a día de hoy.

Cierto es, que el psiquiatra es el que trata médicamente a la persona con un trastorno mental. Sin embargo, existen más perfiles necesarios para atender a estos pacientes y que son también, los que en el día a día, les ayudan y enseñan a llevar una vida lo más normalizada posible.

Irene Quintero, trabajadora social de la Clínica Nuestra Señora de la Paz
Irene Alba, trabajadora social de la Clínica Nuestra Señora de la Paz

En este sentido, en la entrada de hoy, hemos querido contar con la participación de Irene Alba Quintero, trabajadora social de la Clínica Nuestra Señora de la Paz, y especializada en el ámbito de la enfermedad mental, para que nos explique en qué consiste su trabajo con pacientes hospitalizados.

Como ella misma nos dice, “el trabajo de los trabajadores sociales en salud mental es muy importante para el bienestar del paciente”. Gracias al trabajo coordinado de este perfil profesional junto con otros (psicólogos, psiquiatras, terapeutas…) la persona podrá tener una vida digna a pesar de la dolencia.

¿Qué hace una trabajadora social ante un paciente con trastornos mentales desde que le hospitalizan?

Con su intervención, el trabajador social busca atender a los pacientes tratando de alcanzar el mayor nivel de calidad de vida y bienestar posible, ofreciendo siempre una atención integral a las necesidades y demandas presentadas, en coordinación con el resto de profesionales.

Además, es destacable la labor del trabajador social no sólo con el paciente sino también con la familia del mismo que, en muchas ocasiones, se ve desbordada ante la situación.

Por ello, la inquietud hospitalaria ante este tema se materializa en un programa prioritario de carácter troncal, capaz de captar precozmente el riesgo social en el momento del ingreso favoreciendo la intervención temprana del Trabajador Social, evitando problemáticas ante el anuncio del alta.

¿Cuál es el protocolo a seguir desde que un paciente llega a la Clínica Nuestra Señora de la Paz hasta que recibe el alta?

La Clínica Nuestra Señora de la Paz se caracteriza por ser un centro que pertenece a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, donde el respeto por la dignidad de la persona marca la línea fundamental del trabajo y de la atención en nuestros centros asistenciales y docentes.

A esta manera de hacer le llamamos “Modelo de Atención” que está fundamentado en los principios y valores de la Orden Hospitalaria. Este modelo,  incorpora los elementos de gestión necesarios para su desarrollo y, además, lleva implícita la “presencia” de la Identidad de la Orden Hospitalaria; la Hospitalidad como metavalor, que incluye el respeto, la calidad, la responsabilidad y la espiritualidad como valores principales.

La necesidad de hacer de ello una realidad y de dar respuesta a las necesidades de nuestros usuarios y pacientes desde los conceptos de calidad y humanización nos obliga a organizarnos y a formarnos de una manera específica. El fin último es poder dar cobertura (o al menos intentarlo) a todas las necesidades que lleguen al profesional sin olvidar los valores de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y la dignidad de la persona.

¿En qué consiste una hospitalización breve?

La Unidad de hospitalización breve, denominada en la Clínica como Centro de Atención Psiquiátrica Integral (CAPI): Intervención en crisis agudas y subagudas, se orienta al tratamiento y cuidado intensivo de las personas adultas con patología psiquiátrica en régimen de  atención continuada 24 horas al día, con dotación de equipos multiprofesionales especializados (psiquiatras, enfermeros especialistas, auxiliares, terapeutas ocupacionales y trabajadores sociales.) y con un tiempo de estancia media corto.

Su misión es atender a los pacientes psiquiátricos en situación de crisis agudas o subagudas que no pueden ser tratados con carácter ambulatorio. El ingreso se realiza bien por derivación de los médicos psiquiatras de referencia y CSM´S o tras acudir al servicio de urgencias de la Clínica Nuestra Señora de la Paz, en caso de que el médico que valora al paciente lo considere necesario. Este ingreso puede tener carácter voluntario o involuntario.

Durante el ingreso se cubren aspectos diagnósticos (evaluación clínica psiquiátrica y social) y terapéuticos  (biológico, psicofarmacológico, psicoterapéutico, etc.), así como la atención a la salud general.

Las unidades hospitalarias se coordinan con el resto de recursos de salud mental del área. En nuestro caso, atendemos a pacientes de forma privada o a través de las  aseguradoras y mutuas o a usuarios derivados del CSM de Torrejón de Ardoz.

No obstante, la cartera de servicios de la Clínica Nuestra Señora de la Paz cuenta con otras unidades como:

  • Centro de Asistencia Integral de Cocainómanos (CAIC)
  • Centro Atención Integral Patología Dual (CAIPD)
  • Unidad de Desintoxicación de Alcohol (UDA)
  • Unidad Infanto-Juvenil
  • Unidad de Hospitalización Psiquiátrica
  • Hospital de Día
  • Consultas externas y urgencias
  • Y, a punto de abrirse, la Unidad de trastorno bipolar (UBIP)

¿Cómo se trata a una persona trastornos mentales durante su estancia?

A las personas que padecen algún problema de salud mental se les debe tratar como a cualquier ciudadano de a pie, donde la relación se base en el respeto mutuo, la educación y el respeto de la dignidad de la persona.

Desde una perspectiva personal, son muchas las personas que cuando deben iniciar una relación con alguna persona que sufre algún problema de salud mental se hacen este tipo de preguntas. Considero que ello es fruto de los prejuicios y estigmas que están arraigados en nuestra sociedad, vinculado al desconocimiento del mundo de la salud mental, pues son muchos los mitos y estereotipos que rodean a estos pacientes, generando desigualdad y exclusión hacia ellos.

¿Cómo cree que ha impactado en las personas con trastornos mentales que ha atendido? ¿y en sus familias?

La Organización Mundial de la Salud definió la salud mental como un completo estado de bienestar físico, mental y social, y no sólo como la ausencia de enfermedad. De forma que, no sólo es necesario atender su problemática psiquiátrica sino también sus diferentes dificultades psicosociales y necesidades sociales, a través de la rehabilitación e integración social normalizada en la comunidad.

Muchas de las personas que ingresan en las unidades de psiquiatría de la Clínica Nuestra Señora de la Paz proceden de entornos desestructurados y disfuncionales donde nunca han encontrado su lugar siendo excluidos de su círculo más próximo. Por este motivo, en muchas ocasiones la intervención no se limita más que a la escucha activa, a la empatía e incluso la comprensión.

Lo mismo sucede con sus familiares, que se encuentra ante la problemática presentada por la persona que sufre una patología mental, de la que nunca ha sido informado de los síntomas, del manejo con la persona y de las herramientas personales para poder afrontar la situación.

Por ello, con cada intervención  no sólo intentamos favorecer la situación mental, física y social de cada persona y su familia, sino que, al final, quien se ve favorecida es la sociedad en sí misma, ya que con cada intervención favorecemos al cambio social.

¿Qué debe saber una trabajadora social para tratar con enfermedades mentales en la Clínica?

Como en cualquier otro trabajo, para poder desempeñar bien tus funciones debes ser conocedor del campo donde vas a ejercer tu categoría profesional. Por esta razón, es muy importante conocer los trastornos mentales y sus síntomas para después poder actuar, ya que cada persona y el entorno que le rodea son diferentes.

También debes ser conocedor de los recursos existentes no sólo en materia de salud mental, sino los cercanos al entorno del centro y los recursos que ofrece tanto la Comunidad como el Ayuntamiento para personas en situación de riesgo de exclusión social.

También es muy importante tener una amplia gama de herramientas de habilidades sociales, como son la escucha activa y la empatía.

Al ser un profesional que pertenece a una Institución, en este caso a la Orden de San Juan de Dios, es muy importante que el trabajador conozca su misión, visión, valores y principios para poder tener presente en cada intervención la esencia que caracteriza la Orden: la Hospitalidad y la Humanización con la persona atendiendo todas sus dimensiones (física, psicológica, social y espiritual).

¿Piensa que, frente a ciertos tipos de casos de trastorno mental, los trabajadores sociales no tienen más opción que remitirlos hacia otros campos?

En algunas ocasiones, cuando la persona ingresa por algún motivo psiquiátrico, tras la intervención del equipo se puede valorar que el desencadenante de que la persona haya llegado a psiquiatría es su entorno socio-familiar (trabajo, grupo de iguales, ocio, familia…) prevaleciendo los factores sociales a los clínicos; y es ahí cuando la intervención del trabajador social es imprescindible para poder derivar a la persona al recursos o recursos adecuados. De ahí la importancia de tener un amplio conocimiento de los recursos existentes en la Comunidad.

 

Desde AISS, queremos agradecer a Irene Alba y, por supuesto, a la Clínica Nuestra Señora de la Paz, por habernos concedido esta entrevista, pero sobre todo, por la gran labor que hacen en el tratamiento y cuidado de pacientes con problemas salud mental.

También queremos remarcar que en los pisos tutelados de AISS  contamos, como no podía ser de otra manera, con trabajadores sociales que ayudan a nuestros usuarios en el día a día, facilitándoles y normalizando su vida, tanto a nivel personal como de convivencia.

Antes de concluir nos gustaría desde aquí agradecer, una vez más, a Irene Alba y a la Clínica Nuestra Señora de la Paz, su tiempo para esta entrevista y, por su puesto, su trabajo como profesionales de la salud mental.

 

 

En AISS entrevistamos a Irene Alba, trabajadora social de la Clínica Nuestra Señora de la Paz
4.88 (97.5%) 8 votes